Logo

Our Posts

PROCESAMIENTO PENAL EN VENTA DE DROGAS COSTA RICA

PROCESAMIENTO PENAL EN VENTA DE DROGAS COSTA RICA

Generalmente quienes inician la investigación y las pesquisas en la venta de drogas en Costa Rica, son el departamento de Investigaciones Criminales y la Policía de Control de Drogas en su orden respectivo.

El proceso penal en la venta de drogas ilegales, en comparación con otros delitos, tiene salida para absolutoria o indubio pro reo, sobreseimiento y tal vez desestimación para el imputado, sin embargo al ser un delito de acción pública el imputado no tendría salida para la conciliación, como en otros delitos si sucede, pues no hay nadie con quien conciliar, por ser delito abstracto recayendo en la salud pública en general, que somos todos y a la vez no es nadie en concreto.

El proceso de drogas en tramitación compleja en costa Rica, cae por rompimiento de la cadena de custodia, violación a protocolos de investigación, como lo es el caso de la compra de drogas controlada por medio de billetes marcados, generalmente cuando pueda haber uno o varios sospechosos.

Queda la duda si las autoridades judiciales encuentran los vicios procesales por una cuestión de política criminal, miedo,  o asociación con los narcotraficantes poderosos, pues existen otros tipos de delitos donde se encuentran defectos procesales pero que siempre terminan en condenatoria aunque se violente, por ejemplo, la cadena de custodia.

Otra razón de que un imputado salga absuelto, es por los errores de un complejo sistema policial y judicial(por procedimientos) que recae en funcionarios que no pueden cumplir al detalle con los protocolos y entran en contradicciones entre ellos mismos, debido a la inexperiencia o falta de diligencia, como por ejemplo la recolección de prueba espuria derivada de actuación policial ilegítima al detener y registrar vehículo, justificado en un retén policial o denuncia anónima, debido a que prevención y seguridad no pueden prevalecer sobre los derechos fundamentales.

En base a lo anterior, esto significa, que una defensa por el delito de venta de drogas en Costa Rica es salvable, aunque la situación del imputado sea algo desfavorable.