Logo

Our Posts

Dactiloscopia Costa Rica

Aspecto de las huellas dactilares

 La impresión modelada

Las impresiones modeladas son las que se imprimen en las materias plásticas, como la bujía, la cera, la pintura fresca, la goma de los sobres y de las estampillas, la grasa, la pomada, el jabón, etc.

 Las impresiones visibles

Hay que desconfiar extremadamente de las impresiones visibles. Son más bien manchas que huellas y es raro que sus crestas papilares sean discernibles.

 La impresión latente

Las impresiones latentes son invisibles o difícilmente visibles a la luz directa; se encuentran sobre objetos lisos, como vidrios, espejos, vasos, botellas, porcelana, loza, muebles de madera pulimentada y charolada, papel, cartones, etc.

Los objetos en que no se conservan las huellas son: las maderas no pulimentadas, los metales torneados, el cuero estampado, la piel humana no retiene ni siquiera las impresiones sanguíneas, los objetos muy manipulados no imprimen ninguna huella dactilar por el exceso de sustancias sudorales.

El dactilograma

Al dibujo formado por la impresión de los dibujos de las yemas de los dedos, se le conoce con el nombre de Dactilograma, «que significa escritura del dedo, nombre derivado de las palabras griegas «daktylos» que significa dedo y «gramma» que significa escrito.»

Tenemos dos tipos de dactilogramas, los cuales son: los naturales o latentes que son estampados en forma natural en una superficie, y artificiales que son los dibujos que se obtienen al entintar los dedos que al aplazarlos sobre papel o cualquier objeto, quedan estampadas las figuras que presentan las yemas de los dedos. Para el Criminalista Doctor José Adolfo Reyes Calderón, el dactilograma «es el dibujo que forma el conjunto de crestas papilares que se encuentran en las yemas de los dedos de las manos.»

La finalidad del revelado de una impresión latente es hacerla visible, a fin de que pueda preservarse y compararse para identificar a la persona a la que le corresponde dicha huella. Para estos fines se utilizan distintos reactivos, algunos en polvo y otros en forma líquida. Cuando una impresión latente sea visible a simple vista inmediatamente debe procederse a fotografiarla.

Son tipos característicos de la huella dactilar:

LOS ARCOS: Sus crestas van de un lugar a otro, sin regresar sobre sí mismas, son levemente arqueadas y carecen de deltas. Se clasifican como A-1.

Figura: Los arcos.

LAS PRESILLAS INTERNAS: Cuenta con un delta, que es visto por el observador del lado derecho, las crestas papilares que forman el núcleo, nacen a la izquierda y van a correr hacia la derecha y dan vueltas sobre sí mismas. El núcleo está formado por una horquilla, se les clasifica como I-2.

Figura: Presillas internas

LAS PRESILLAS EXTERNAS: Cuenta con un delta, que es visto por el observador al lado izquierdo, las crestas papilares que forman el núcleo nacen a la derecha y van a correr hacia la izquierda y dan vueltas sobre si mismos. Se les clasifica como E-3.

Figura: Presillas externas

VERTICILO: Su característica más importante es que cuenta con dos o más deltas, uno derecho y otro izquierdo, sus núcleos adoptan diversas formas, pero especialmente las circulares concéntricas y ovoides concéntricas. Se las clasifica como V-4.

Figura: Verticilo

Se entiende como delta, aquellos dibujos que se presentan en la huella dactilar, en forma generalmente triangular, teniendo así una clasificación especial para éstos, los cuales se dividen en negros o salientes, cortos y largos, la otra forma es que pueden ser blancos o hundidos; pudiendo ser cerrados o abiertos.

Ahora bien tanto la presilla interna, la externa y el verticilo cuentan con tres sistemas crestales, los cuales son los siguientes:

  • Nuclear
  • Basilar
  • Marginal

Los sistemas crestales son agrupamientos de las crestas papilares en una región del dibujo dactilar. Cada dactilograma está compuesto por tres zonas de invasión en las siguiente forma:

Figura: A: Zona Marginal; B: Zona Nuclear; C: Zona Basilar

DELTA: Se dividen en negros o salientes y blancos o hundidos, los negros se dividen en cortos o largos y los blancos se dividen en cerrados o abiertos, los deltas negros siempre están unidos y los blancos no. Línea Directriz: Es aquella que partiendo del delta encierra o circunscribe la zona nuclear. Zona Nuclear: Es la región central del dactilograma y la mas importante, ya que esta zona es la que determina a los 4 tipos fundamentales del sistema.

Figura: Delta

Figura: Deltas negros y blancos

El dactilograma y su topografía

El dactilograma es la impresión dactilar tomada directamente sobre el papel, con tinta (litográfica). La composición del Dactilograma es:

Papilas: protuberancias que se nacen en la dermis y sobresalen totalmente en la epidermis. Pueden ser de forma cónica, hemisférica, piramidales o simulando una verruga.
Crestas (relieve): bordes sobresalientes de la epidermis, formados por una sucesión de papilas, siguen diferentes direcciones y forman una inmensa variedad de figuras.
Surcos: espacios hundidos que se encuentran entre cresta y cresta, se les denomina surcos interpapilares, son consecuencia de los hundimientos en la epidermis.
Poros: pequeños orificios encontrados en la parte más alta de las crestas papilares o cerca de un vértice.

Obtención de dactilogramas

En el sujeto vivo: Se impregna el pulpejo del dedo con tinta, generalmente de imprenta, suavemente se le hace rodar sobre una cartulina.
En el cadáver: Si está bien conservado el pulpejo del dedo se hace lo mismo que en el vivo; si estuviese deshidratado, se inyecta bajo la piel vaselina líquida, glicerina o parafina fundida, lo que da a los tejidos la elasticidad suficiente para obtener la huella; otras veces lo mejor es cortar la zona dermo-epidérmica y rehidratarla sumergiéndola en glicerina con un 10% de ácido acético; rehidratada se puede obtener la huella mediante impresión con tinta, fotografiándola o creando una huella latente con grasa y revelándola posteriormente; en caso de desprendimiento de la epidermis en dedo de guante, puede introducirse en él un dedo del investigador y como si fuese suyo obtener el dactilograma.
Huella latente: Cuando se asiente la huella sobre superficies lisas habrá que revelarla, usando para ello reveladores. Hay uno distinto para cada superficie, el experto deberá utilizar el más adecuado a la superficie que explorará.

Puntos característicos de las huellas dactilares

Conforme al sistema Henry

Los puntos característicos se encuentran en las crestas papilares. El conocimiento de estos puntos es de suma importancia para comprobar la igualdad entre dos dactilogramas mediante el cotejo correspondiente. Muchos dactiloscopistas indican de diez (10), los puntos necesarios para probar la identidad entre dos dactilogramas. Los 8 puntos característicos son:

Dentro del dactilograma los puntos característicos antes relacionados se hallan como en la figura siguiente:

Figura: Puntos característicos dispuestos dentro del dactilograma

Conforme al sistema Vucetich

  • Islote
  • Cortada
  • Bifurcación
  • Horquilla
  • Encierro

Características de las huellas dactilares por su orden

Caracteres de primer orden

Según que la confluencia de las limitantes den lugar a la no existencia de delta, un delta o más de uno (generalmente dos), se clasifican en:

Adeltos: Carecen de delta, y por tanto de sistema nuclear o central.
Monodeltos: Dextrodeltos, situado el delta en el dactilograma a la derecha del observador en relación con el centro o núcleo; y Sinistrodeltos, si el delta está a la izquierda del observador del dactilograma en relación con el núcleo.En la fórmula decadactilar y en la monodactilar, como más adelante veremos, se representan por letras si se trata de los dedos pulgares y por números para cualquiera de los otros cuatro dedos de la mano:

  • Adeltos: (A) para el pulgar y (1) para los dedos restantes.
  • Monodeltos: (D) Dextrodeltos del pulgar y (2) los restantes dedos. (S) Sinistrodeltos del pulgar y (3) los restantes dedos.
  • Verticilos: (V) para el pulgar y (4) para los restantes dedos.

 Caracteres de segundo orden

  1. Corresponden a la subclasificación de los anteriores.
  2. Adeltos puros o pseudopuros, para los Adeltos, en razón a la figura que formen las líneas basilares y marginales, en ambos casos sin núcleo, pero en los pseudopuros puede aparece un núcleo rudimentario, sin la existencia de sistema nuclear o central. En el caso de los Monodeltos, se tendrá en cuenta el número de crestas papilares que corta la denominada Línea de Galton o delto-central, línea que va del centro del núcleo del dactilograma al centro del delta, para ello:
  • No se cuenta el punto de salida ni llegada.
  • En los deltas salientes el punto de partida es el centro del trípode y en los hundidos el interior del triángulo.
  • Se contarán todas las crestas que atraviesen la línea delto-central, incluyendo también fragmentos o puntos.
  • Si existe una interrupción natural, no se contará como cresta.
  • El ojal debe contarse como una sola cresta, así como cuando pase por el punto de una bifurcación.
  • Si por defectos de impresión hubiese duda respecto a las crestas cortadas por la línea delto-central, se procurara ser lo mas exhaustivo posible y se colocará una interrogación al lado del número.

En los Bideltos, para la subclasificación se tendrá en cuenta la situación de los deltas; determinándose esta mediante la línea de Galton Henry, consistente en una línea que partiendo del punto déltico izquierdo y siguiendo hacia la derecha la limitante basilar, va directamente al otro delta (mesodelto o bidelto medio), entra en el sistema nuclear (intradelto o bidelto interno) o va por bajo y hacia fuera del delta derecho (extradelto o bidelto externo).

En el caso de los Trideltos, se trata de dactilogramas con tres deltas y dos o tres núcleos, son raros y como señala Jiménez Jerez difíciles de clasificar; para este autor según la figura que adquieran podrían subclasificarse en deltoide, ansiforme, biansiforme, ansipiniforme, ansiciclardeo, etc.

Para Oloriz, los caracteres de primer orden sirven para la clasificación, los de segundo orden para la subclasificación, ambos utilizados en la fórmula decadactilar. Cuando se trata de la huella de un solo dedo (fórmula monodactilar), a parte de los caracteres ya señalados, hay que contar con otros a los que Oloriz denomina de tercer y cuarto orden.

Caracteres de tercer orden

– Variedad del sistema nuclear

Ansiformes: Propios de los Monodeltos

  • Rectos ( el eje de núcleo es una sola línea)
  • Birrectos (el eje, dos líneas)
  • Trirrectos (tres líneas)
  • Horquilla (dos líneas unidas formando horquilla)
  • Presilla (la línea central termina en ojal)
  • Interrogante ( en forma ¿ o ?)

– Indefinidos

  • Verticilares: Propios de los Bideltos
  • Circulares
  • Elipsoideos
  • Espiroideos: destrogiros o levogiros
  • Ganchosos
  • Sinuosos

– Variedad de los deltas:

I.) Salientes: Las tres limitantes que forman el delta confluyen formando un trípode (Y), pudiendo ser:

    • Largo total (las tres ramas son largas)
    • Largo superior (la rama superior es la larga, las otras dos cortas)
    • Largo interno ( la rama larga es la interna, en razón al núcleo)
    • Largo externo (la rama larga es la externa, en razón al núcleo)
  1. Largos, cuando las crestas son superiores en longitud a cinco veces su espesor, clasificándose en:
    • Corto total (las tres ramas son cortas)
    • Corto superior (la rama corta es la superior y las otras dos largas)
    • Corto interno (la rama corta es la interna , en razón al núcleo)
    • Corto externo (la rama corta es la externa, en razón al núcleo)

    II.) Hundidos: Las tres limitantes confluyen formando un triángulo, pudiendo ser:

    1. Cerrados: Los ángulos del triángulo están cerrados, clasificándose en:
    2. Cerrado total (los tres ángulos están cerrados)
    3. Cerrado superior (el ángulo superior esta cerrado, los otros abiertos)
    4. Cerrado interno (el ángulo interno está cerrado, en razón al núcleo)
      1. Abiertos: Los ángulos del triángulo están abiertos, clasificándose en:
    5. Cerrado externo (el ángulo externo está cerrado, en razón al núcleo)
  2. Cortos, cuando las tres crestas son inferiores a cinco veces su grosor, clasificándose en:
  • Abierto total (los tres ángulos están abiertos)
  • Abierto superior (el ángulo superior está abierto, los otros cerrados)
  • Abierto interno (el ángulo interno está abierto en razón al núcleo)
  • Abierto externo (el ángulo externo está abierto en razón al núcleo.

III.) Ángulo delto-basilar y delto-central

  1. Ángulo delto-basilar: Se mide en los dactilogramas monodélticos, siendo el formado por la línea delto-central y el eje del sistema central, su vértice se sitúa en el centro del sistema nuclear, en razón a la medida del ángulo se denomina;
  2. Ángulo delto-central: En los dactilogramas bidelticos, está formado por las dos líneas delto-centrales, clasificándose en:

3.7.3.4. Caracteres de cuarto orden

Representan los accidentes que en su recorrido pueden presentar las crestas papilares y que quedan reflejadas en el dactilograma, los principales son:

  • Fragmento: Recta de corta longitud, sin contactar con otras.
  • Punto: Fragmento tan corto como la anchura de la cresta.
  • Línea abrupta: Terminación brusca sin volver a aparecer.
  • Bifurcación: División en dos de una cresta, haciéndose luego paralelas.
  • Ojal: Bifurcación que brevemente vuelve a unirse.
  • Interrupción: Espacio blanco que deja una cresta y luego continúa.
  • Convergencia: Dos crestas se unen para formar una sola línea.
  • Empalme: Cresta que se une a otras próximas.
  • Rama: Cresta de poca longitud, puede ser, corta o larga.
  • Desviación: Dos líneas que van en sentido opuesto, antes de encontrarse se separan para no formar una sola, continuando unos milímetros.

Obtenida las huellas dactilares habrá que clasificarlas, para ello se seguirá una metodología según se trate de la huella decadactilar, los diez dedos de las manos o la de un solo dedo, esto es la huella monodactilar, para sus clasificaciones, se obtendrán previamente las fórmulas correspondientes.

 

  1. Clasificación de las huellas dactilares: La clasificación de huellas dactilares en los grupos distintos basados en semejanzas generales permite que el examinador de la huella dactilar busque para una huella dactilar no identificada dentro de una sección específica del archivo de la huella digital, más bien que teniendo que buscar el archivo entero.Hay sistemas de clasificación numerosos de la huella dactilar en uso a través del mundo. Estos sistemas todos se basan en tres formaciones fundamentales del canto descritas por Purkinje, Galton, Vucetich y Henry. Son el arco, el lazo (radial y cubital), y el verticilo.

    Los individuos tienen generalmente una mezcla de los tipos del patrón en sus yemas del dedo, con una cierta correlación entre las manos izquierdas y derechas. Hay también evidencia que el patrón general de la huella dactilar puede ser determinado genéticamente. Mientras que el patrón del lazo es el patrón más común, la clasificación de individuos asignando un tipo de patrón a cada uno de los diez dedos en una manera ordenada, servirá como primera línea de diferenciación, sin embargo, ninguna clasificación es probable que sea única.

    – Patrones de la huella dactilar:

    Verticilos: Según tengan dos o más deltas (Bideltos, Trideltos, etc)

    • Lazos
    • Verticilo
    • Verticilo llanos
    • Verticilo centrales de bolsillo
    • Verticilo dobles de lazo
    • Arcos
    • Compuestos
    • Trazos de Verticilo

    – Lazos:

    Los lazos constituyen entre 60 y 70 por ciento de los patrones encontrados. En un patrón de lazo, uno o más de los cantos entra de cualquier lado de la impresión, de los recurves, de los tactos o de las cruces de la línea del cristal que funciona del delta a la base, y termina o tiende para terminar en o en la dirección del lado donde el canto o los cantos entró. Hay un delta. A la derecha veremos un patrón del lazo. Notaremos que tiene un delta (demostrado en la caja más pequeña) y una base (demostrada en la caja más grande). Por la definición la existencia de una base y de un delta hace este patrón un lazo.

    Un patrón del Lazo

    Los lazos son clasificados no solamente por el hecho de que tienen un delta y una base pero también por algo llamado una cuenta del canto. Los lazos son de dos clases, ‘parte radial’ y ‘cubital’, nombrado después del radio y del cúbito, los dos huesos en el antebrazo. El radio ensambla la mano en el mismo lado que el pulgar, y el cúbito en el mismo lado que el dedo auricular o meñique.

    – Lazos radiales:

    La distinción entre los lazos cubitales y radiales depende de en qué mano se encuentra el lazo encendido. En la imagen de abajo el área del patrón de la base (más obscura) tiende para venir adentro de la izquierda y para entrar se retira la izquierda. Al sostener la mano izquierda frente a la imagen se observa que el dedo auricular está a la izquierda, que es la dirección que el patrón tiende para venir de adentro hacia afuera. Puesto que este está hacia el dedo auricular, y en virtud que ésta hacia el hueso cubital del brazo, éste lazo es cubital.

    Ahora, si colocamos la mano derecha frente a la imagen y se hace la misma comparación encontraremos que el área del patrón ahora tiende ha venir hacia adentro para salir hacia el pulgar. Sucede que el hueso radial del brazo está del lado del pulgar por lo que este lazo sería considerado un lazo radial.

    Para hacer obviamente la distinción entre estos dos tipos de lazos tenemos que saber en qué mano aparecen porque si un patrón del lazo es un lazo cubital en la mano derecha, entonces por defecto será un lazo radial si está encontrado en la mano izquierda. Los lazos radiales no son muy comunes. Por lo general, los lazos radiales se encuentran en los dedos del índice.

    Patrón radial del Lazo

    – Verticilo:

    Entre 25 y 35 por ciento de los patrones encontrados consisten en verticilos. En un verticilo, algunos de los cantos hacen una vuelta a través por lo menos de un circuito. Cualquier patrón de la huella digital que contenga 2 o más deltas será un patrón de verticilo. En el esquema de la clasificación podemos hacer la asunción que si un patrón no contiene ningún delta entonces es un arco, si contiene un (y solamente uno) delta será un lazo y si contiene 2 o más será siempre un verticilo. Si un patrón contiene más de 2 deltas será siempre un verticilo accidental.


    – Verticilo llano:

    Como con cualquier verticilo debe haber más de un delta o también válido es un lazo. Si observamos la imagen A de la figura que sigue, se pueden identificar dos deltas; en la imagen B se identifican los deltas en el centro de los cuadrados. La definición técnica de un verticilo llano es aquel que consiste en uno o más cantos que hagan o tiendan para hacer un circuito completo, con dos deltas, entre el cual se dibuja una línea imaginaria y por lo menos un canto curveado dentro del área interna del patrón que se corta o se toca.  Nótese que el área interna del patrón, es el área que tiende a formar un círculo.

    Esto es lo que llamaríamos el área interna del patrón y que constituye un verticilo. Al observar los cantos específicos que hacen o que intentan hacer un circulo se dibuja una línea imaginaria entre los dos deltas (línea dentro de la imagen C), podemos observar que esta línea interfecta las mismas que tienden a formar el circulo.

    En la imagen D, se observa el área interna del patrón con un punto claro que forma o tiende para formar la pieza del círculo del lazo. Lo mismo sucede en la imagen E, donde podremos determinar el patrón interno, que tiende a formar un círculo, y observar donde se dibuja otra vez un delta alrededor de las líneas que se entrecruzan y que forman el círculo. En la imagen F, se identifican los cantos que son de formación o que tienden para formar el círculo del patrón interno. La imagen F es un verticilo llano. Esta es la primera parte de identificar un verticilo particular. En este proceso se identificará simplemente el tipo del patrón. En este caso hemos identificado los rasgos de un verticilo llano.

    – Verticilo de bolsa central

    Un verticilo de bolsa central consiste en por lo menos un canto curveado, o una obstrucción perpendicularmente a la línea del flujo, con dos deltas, entre los cuales cuando se dibuja una línea imaginaria, no se corta ni se toca ningún canto curveado dentro del área del patrón.

     Si se observa el área del patrón de las tres imágenes de arriba, se notará que las líneas reales que hacen un «círculo» están muy cerca del centro en la imagen G y casi igual en la imagen H.

    Para hacer la determinación del tipo de patrón debemos dibujar una línea imaginaria entre los dos deltas que aparecen en la impresión. En la imagen I, se distingue una línea que actúa como línea imaginaria entre los dos deltas; y si se estudia la figura se podrá notar que los cantos que forman el patrón interno no son cruzados por esta línea imaginaria. Esto hace un verticilo de bolsa central por definición. Si los cantos del patrón interno fueran cruzados entonces esto sería un verticilo llano.

    Si observamos algunas comparaciones entre el verticilo de bolsa central y los otros tipos, cuando están comparadas de lado a lado las diferencias se convierten en poco más obvias. Si se observa la imagen G podremos determinar que la línea imaginaria no corta a través de ningún canto que forme el área interna del patrón. Pero si se observa la imagen H podremos ver que la línea imaginaria lo hace, en el hecho, corta a través del área interna del patrón (o los cantos que forman o tiendan para formar un círculo).

    El patrón de la imagen puede ser que a primera vista sea tomado como un verticilo llano porque si se dibuja la línea imaginaria cortaría el área del patrón, pero se debe notar que hay dos áreas en la base en este patrón, que son demostradas por los indicadores. Debido a las dos razones este patrón es un verticilo de lazo doble.

    – Verticilo de lazo doble

    Un verticilo de lazo doble consiste en dos formaciones distintas del lazo con dos separaciones y los hombros distintos y dos deltas.

    La definición técnica para este tipo de patrón es bastante directa. Debe haber separación y hombros distintos para cada base. Si se observa las imágenes J y K, podemos determinar claramente que aparecen dos «lazos separados» dentro de este verticilo. En la mayoría de los casos esto significa que el patrón será muy probablemente un verticilo de lazo doble pero no siempre.

    Si se observa la imagen L se podrá notar claramente que hay hombros separados y distintos demostrados y creados en realce. Los hombros de cada «base» deben abarcar líneas separadas. Esto significa que no pueden ser iguales obviamente.

    Determinación de la huella de un determinado dedo por medio de la técnica basada en el contorno

    Cada uno de los cinco dedos de la mano tiene tendencia a presentar un contorno característico, simétrico en un dactilograma bien hecho, pero asimétrico en las huellas que deja el delincuente en los objetos al manipularlos. Según donde se ejerza el apoyo, un dedo produce una deformidad característica de forma simétrica. Cuando la huella sea borrosa o ilegible, basta con visualizar el contorno. Analizaremos dedo por dedo:

    • PULGAR. Uno de sus lados tiende a ser vertical o ligeramente curvo (contorno de Pera), en ese lado en el extremo ungueal (estructura córnea que normalmente se conoce como uña), tiene la máxima altura y a partir de ahí va descendiendo paulatinamente al mismo tiempo que se curva, hasta unirse más abajo con el otro dedo.
    • ÍNDICE. Similar al pulgar pero más estilizado, diferenciándose ambos por el mayor tamaño del pulgar.
    • MEDIO. Se caracteriza por la ausencia de deformaciones o por presentarse estas simétricamente distribuidas a ambos lados del eje de simetría.
    • ANULAR. Su contorno es intermedio entre el índice y dedo medio.
    • AURICULAR o MEÑIQUE Suele presentarse solo la parte superior y el inicio de las laterales.
Comparte y Síguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir en:

Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
× ¿Cómo puedo ayudarte?