Logo

Our Posts

ALGUNAS PSICOPATOLOGÍAS RELACIONADOS CON LA CRIMINALIDAD

ALGUNAS PSICOPATOLOGÍAS  RELACIONADOS CON LA CRIMINALIDAD

 

       

PSICOPATÍA: El Psicópata es introvertido, posee una personalidad, que sin llegar a ser una enfermedad mental se considera un trastorno de personalidad. Son sujetos con sus propias normas morales, solo los mueve su propio interés y para llegar a ello, que es obtener dominio y poder sobre su ambiente, pueden llegar a simular, “no a sentir”, amor, compasión, solidaridad, ternura, sentimientos de amistad, sólo hasta conseguir sus objetivos. Al psicópata se le relaciona con los asesinos en serie,  sujetos despiadados que planean sus delitos por motivaciones psicológicas donde incluyen formas de rituales en sus crímenes.

SOCIÓPATA,TRASTORNO ANTIOSOCIAL DE LA PERSONALIDAD:  el sociópata es extrovertido, caracterizado por un  desprecio y violación de los derechos de los demás, que suele comenzar a los 15 años  y que se traduce en  la no aceptación a normas sociales, mentir  reiterativamente, impulsividad, irritabilidad y agresividad. Se le liga a la delincuencia individual u organizada como el robo, la estafa, venta de drogas, u homicidios.

TRASTORNO PARANOIDE DE LA PERSONALIDAD: tendencia a interpretar de  forma agresiva o amenzante las intenciones de los demás; sumamente desconfiados  y suspicaces. Frecuentes hostilidad hacia el entorno, son frecuentes en denuncia calumniosa

ESQUIZOFRENIA: se caracteriza  por conductas que resultan anómalas para la comunidad, falta de percepción de la realidad, alteraciones en la percepción o en la expresión de la alteración de la realidad. De los delitos cometidos por los esquizofrénicos, los más frecuentes son los delitos de lesiones y amenazas. Le siguen en orden de frecuencia los cometidos contra el patrimonio y el orden socioeconómico (robos y hurtos) y mucho más alejados los delitos contra el orden público  La conducta delictiva del esquizofrénico se caracteriza por su falta de historicidad biográfica, es decir, no hay justificación lógica para la misma.

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD: inestabilidad en las relaciones  personales, en la autoimagen y la afectividad, es una persona impulsiva y con  tendencia a la conducta suicida. Se sienten vacías y están inadaptadas social,  familiar y  laboralmente. No toleran la soledad y son muy sensibles al rechazo.

TRASTORNO HISTRIÓNICO DE LA PERSONALIDAD: excesiva emotividad y  búsqueda de atención. Su comportamiento hacia los demás es muy seductor y su  afectividad es muy cambiante. Es susceptible de cometer delitos    pasionales.

TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD: necesidad de admiración y falta  de empatía. No aceptan bien las críticas, ni los fracasos, magnifican los logros.       Comportamiento arrogante y uso de los demás en beneficio propio.   Puede llegar a cometer delitos por envidia, falta de aceptación, porque no se realizan sus objetivos, llegando al homicidio premeditado en casos extremos.

LAS PARAFILIAS: Son una amplia gama de trastornos sexuales, como por ejemplo la pedofilia está asociada al abuso y violación de menores, la necrofilia por el irrespeto a los difuntos, el sado -masoquismo puede llegar al homicidio.

TRASTORNO MÚLTIPLE DE PERSONALIDAD: El trastorno de identidad disociativo, , consiste en la presencia de dos o más identidades o estados de personalidad (cada una con un patrón propio y relativamente persistente de percepción, interacción y concepción del entorno y de sí mismo). Al menos dos de estas identidades o estados de personalidad controlan de forma recurrente el comportamiento del individuo.

MÜNCHHAUSEN POR PODER: El Síndrome de Münchhausen por poder (MSBP), llamado en inglés Münchhausen Syndrome by power o by proxy, es un término acuñado por un médico de origen inglés, Samuel Roy Meadow, al referirse a lo que él consideró un trastorno en el que una persona, generalmente el cuidador o la madre del niño, deliberadamente causa lesión, enfermedad o trastorno a otra persona, generalmente el hijo.

Entre las motivaciones que podrían explicar la conducta del perpetrador estarían: necesidad de ser el centro de atención, la animadversión hacia el ámbito sanitario; el deseo de tener acceso a drogas; el deseo de obtener comida y alojamiento gratis y trastornos de la personalidad: psicópatas, masoquistas, esquizofrénicos, etc.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *